¿Cómo perder tu empleo en 10 días?

¿Cómo perder tu empleo en 10 días?

 

¿Te sientes audaz y con deseos de ser despedido de tu actual empleo? En ese caso te invitamos a que sigas este instructivo de 10 días en donde conocerás las peores cosas que puedes hacer en un ambiente laboral y te llevará sin duda alguna, al sillón de tu casa.

Lee detenidamente e identifica aquellas fallas en las que estás incurriendo en tu desempeño laboral, es mejor prevenir a tiempo y que puedas corregir tus errores a que les des motivos suficientes a la empresa para prescindir de ti.   

 

Día 1
Divulgar chismes y rumores:

A menos que trabajes en una revista de farándula, la vida de los demás no es de tu incumbencia. Los jefes ven con gran desconfianza a las personas que se dedican a hablar de otros, por lo que serás catalogado como alguien a quien nunca se le podrán asignar grandes responsabilidades y mucho menos tareas de liderazgo.


chisme

via GIPHY

Día 2
Mal control de tus emociones: 

¿Quién no ha sentido en algún momento unos grandes deseos de gritarle y tal vez, hasta morder, a algún compañero de oficina o a su jefe?, pero es nuestra inteligencia emocional quien debe intervenir en estas situaciones y buscar maneras asertivas de solucionar las dificultades que tengamos sin necesidad de hacer una escena de llanto y gritos en nuestro puesto de trabajo.


200w d

via GIPHY

Día 3
Pérdida de tiempo en internet: 

Qué lindos y productivos eran nuestros días antes de Facebook e Instagram. Jugar y socializar son actividades destinadas a hacerse en nuestro tiempo libre, no en el tiempo de la empresa. Ejercer un buen control de esas actividades incrementa nuestra productividad y permite lograr metas más allá de las propuestas.

 internet

via GIPHY

Día 4
Relaciones sentimentales en la oficina:

Muy pocas personas han encontrado al amor de su vida en la oficina, así que recuerda que estas relaciones mal manejadas pueden llevar a confrontaciones que afectarán tu juicio y rendimiento, y ni hablar cuando es con el jefe ¡mucho cuidado!.

 beso

via GIPHY

Día 5
Falta de cumplimiento al horario laboral: 

Llegar tarde o irte temprano sin justificación de forma constante, brinda de ti una visión de que eres una persona desorganizada con dificultad para ejercer control sobre tus comportamientos. El cumplimiento del tiempo es una de las cosas a las que te comprometiste al ingresar a la empresa, si no estás interesado en cumplirlo, la empresa lo arreglará por ti con un ¡chao!.

 tarde

 via GIPHY

Día 6
Negarte a aprender: 

En cualquier momento los procesos de las empresas pueden cambiar, esto exige que aprendamos cosas nuevas en cualquier momento y si tú no estás dispuesto a aprenderlo te aseguramos que alguien más lindo que tú si lo estará. Adquirir nuevas habilidades son generalmente bien recompensadas por las compañías y te acercará a mejores condiciones y beneficios.

 estudiar

via GIPHY

Día 7
Exigir beneficios que aún no te has ganado: 

Exacto, tal como lo lees. En el ambiente laboral los beneficios se ganan, las flexibilidades, permisos, aumentos salariales, etc. entran en un paquete que solo es asignado a aquellos empleados que demuestran cumplir con sus objetivos y que muchas veces, sorprenden más allá de sus funciones.

  ganar

via GIPHY

Día 8
Atrasarte con los tiempos de cumplimiento: 

Muchas de tus funciones tienen fechas límites, no porque quieran molestarte, sino porque la misma empresa debe cumplir plazos y tiempos para muchos de sus procesos. Tú haces parte del engranaje organizacional y tu falta de efectividad afecta negativamente los resultados de otras áreas. ¡Despierta, no estás solo en el trabajo!

 tiempo

via GIPHY

Día 9
Incumplir las funciones para las que fuiste contratado: 

¡Obviamente! Puedes hacer la mejor torta de chocolate y compartirla con tus compañeros de trabajo todas las semanas, pero a menos que para eso fueras contratado no servirá de nada. Solo le eres útil a la compañía cuando eres efectivo y eficiente en tu trabajo.

 incumplir

via GIPHY

Día 10
Robar o filtrar información de la empresa:

No solo te hace una persona deshonesta, sino que te hace un completo peligro para la organización. Una empresa que no puede confiar en ti aunque seas muy bueno en tus funciones, es una empresa que estará más que a gusto de ponerte de patitas en la calle. Se espera de ti una gran integridad ética que no solo proteja tus intereses sino también los de organización de la que haces parte.

 robar

via GIPHY


Muchas veces las personas creen que las empresas son quienes ofrecen malas condiciones laborales y generan sensación de inseguridad en los empleados solo porque son malas. La verdad es que son los malos empleados quienes muchas veces empujan a las empresas a cambiar sus políticas, los tipos de contratos que ofrecen o incluso hasta la misma remuneración económica.

En nuestras manos está el generar confianza en las empresas y asegurar que nuestro desempeño será acorde con lo que nos han pedido. Lee también sobre los Tipos de empleados que acabarán con un negocio.